Vidonia

VIDONIA

Procedente de tres parcelas de la propiedad, El Barranco, La Solana y El Ciruelo, situadas entre 350 metros y 520 metros sobre el nivel del mar, con suelos volcánicos, dónde conviven variedades blancas a pie franco con más de un siglo de edad.

Como Vidonia es cómo eran conocidos en el siglo XVII los vinos de Tenerife elaborados en el norte de la isla y producidos con variedades blancas (que no fuera Malvasía), coincidiendo con el periodo de máximo esplendor del comercio vinícola en Canarias. Los vinos de Vidonia eran habitualmente exportados a Las Antillas y Reino Unido.